Crónica desde Qingdao #2: No somos nadie. Cuando la personalización es una necesidad

No somos nadie. Acabamos de finalizar la sesión con ministros de Educación de Japón, Turquía, India, Ghana y otros muchos. Cada uno comentando sus puntos de vista sobre TIC y Educación. Ahora participo en la sesión sobre la construcción de itinerarios de aprendizaje para toda la vida, para el aprendizaje continuo. Participan ministros de Mozambique, Nueva Zelanda, y rectores y vicerrectores de medio mundo, junto con expertos de empresa (Bosch, Festo), proveedores de servicios y profesores.

El ministro de Educación de Japón explica que, dado el descenso de natalidad de su país, las escuelas de Primaria tienen clases cada vez más pequeñas. Tan pequeñas, que los niños no pueden interactuar. Para ellos, incorporar las TIC y facilitar la conexión entre escuelas, especialmente rurales, supone una necesidad para que la educación de base no termine degradando un aspecto importante, como es el trabajo en grupo y la sociabilidad.

With Gard Titlestad, Secretary General of ICDE (International Council for Open and Distance Education, http://www.icde.org
With Gard Titlestad, Secretary General of ICDE (International Council for Open and Distance Education, http://www.icde.org

Por su parte, la ministra de Educación de Ghana comenta que, para ellos, las TIC en Educación suponen una necesidad para las chicas y las mujeres. Dada la carga tradicional de trabajo familiar que llevan, y el poco acceso a información y oportunidades para educarse y titularse. Por último, el presidente actual de la Open University de China (Prof. Dr. Yang Zhijian) comenta que cuentan 3.5 M de estudiantes (es decir, 3.500.000 estudiantes).

En este contexto, creo que todos sufrimos de localización. Tendemos a analizar los retos locales, los problemas locales, las soluciones locales. Sin duda, esto posibilita un enfoque local que trasladará cuestiones relevantes de actores-usuarios específicos (profesores, alumnos, tutores, administradores) a la acción concreta, y viceversa. Sin embargo, este enfoque también deja de lado algo tan relevante como la pluralidad en sus múltiples facetas: cultural, lingüística, geográfica, económica y personal (emocional, psicológica; de oportunidades, competencias, objetivos). Tendemos a analizar cada situación desde nuestro punto de vista. El dicho Lakota dice “Si quieres atrapar un pez, piensa como un pez”. Resulta imprescindible ponerse en el lugar del otro para, tanto en la vida como en la enseñanza, conseguir una comprensión y una identificación con el otro, que permitan encontrar una vía común de entendimiento y, eventualmente, una solución, una reafirmación o una mejora.

En UNIR (http://www.unir.net), como universidad plural y abierta al Mundo, con estudiantes y profesores presentes en más de 50 países, con sedes actuales o de futuro inmediato en Méjico, Bolivia, Argentina, Colombia, Ecuador y, espero, un largo y sólido etcétera, tenemos la responsabilidad, la obligación y la oportunidad de encontrar esta diversidad, conocerla, imbricarla con nuestro núcleo educativo; y de aportar una respuesta transversal, con apuntes locales, pero un muy necesario enfoque global. Desde la planificación educativa, hasta la estrategia de investigación, pasando por la formación del profesorado o la adecuación de las plataformas gestoras de aprendizaje (LMS).

Resulta imposible trasladar un enfoque local a otro escenario literalmente, sin realizar la personalización adecuada. Una personalización, no obligatoriamente individual, pero grupal, nacional o institucional. Una personalización que es una necesidad, y que conlleva el conocimiento profundo de cada realidad, desde la persona hasta las tradiciones culturales, pasando por la política de Educación, o el mercado TIC, para conseguir un enfoque educativo coherente y concienciado, una implementación sensata y rentable, y un resultado óptimo del proceso de aprendizaje.

Mayo, 24, 2015, 11h53’ PEK

Qingdao, China

Por Daniel Burgos

Ir a la barra de herramientas